» Municipio » Turismo » Patrimonio Natural

Naturaleza y Rutas

El paisaje de Horcajuelo de la Sierra

Se caracteriza por diferentes ecosistemas en función de la topografía y del uso histórico que se le ha dado a la tierra. Parcelas de huertos y prados de pasto se entremezclan con zonas de bosque donde la especie predominante es el roble. Otras especies forestales como el fresno, el aliso, los álamos y los ciruelos silvestres forman pequeñas manchas de vegetación o bosques de ribera a lo largo de los cauces de los arroyos Garita y Grande allí donde las condiciones de humedad y suelo son más favorables. En las zonas altas la masa forestal casi ha desaparecido dejando paso a diferentes arbustos: retamas, jaras y enebros en las zonas mas altas y, a especies aromáticas como la lavanda, el tomillo, o el cantueso.

 

 Nuestras sendas

Están pensadas para disfrutar de un entorno único sin necesidad de tener una gran forma física. Son rutas que se pueden hacer en cualquier momento del año. Cada estación tiene su peculiar encanto si bien el otoño y la primavera son las estaciones más recomendables por la riqueza cromática que adquieren nuestros paisajes. Es también en estas estaciones cuando es más fácil ver la fauna ya que su nivel de actividad se incrementa.

 En cualquiera de nuestros paseos

Podremos observar el vuelo de los buitres leonados desplazándose en grandes bandos, al águila real en su permanente búsqueda de pequeños mamíferos o al águila calzada, la más pequeña de nuestras águilas que emigra en los meses fríos al continente africano. Si escogemos dar una vuelta nocturna, con suerte podremos ver de forma fugaz al búho real trasladándose entre sus atalayas de caza.

 

 Los reptiles y anfibios

Viven en los cauces de los arroyos, junto a las lindes de las cercas de piedra que les ofrecen protección, en charcas y praderas y, en el casco urbano. El lagarto ocelado, el mayor de la Península Ibérica (muy fácil de identificar por los ocelos azules del cuello), diferentes especies de ranas y sapos como la ranita de San Antonio o el sapo común se pueden ver y oír en todo el municipio.

 

En las horas del crepúsculo

En las horas del crepúsculo 

Y amanecer es cuando aumentan nuestras posibilidades de ver mamíferos: zorros, jabalíes, tejones, corzos y multitud de pequeños roedores habitan y se desplazan por todo el territorio en busca de alimento.

 




Tienen una mención especial. Cada especie se ha aclimatado a un ecosistema diferente. Ruiseñores, mirlos, carboneros y herrerillos en las riberas de los arroyos. Petirrojos, pitos reales, zorzales y abubillas en las zonas de transición de prados y bosques abiertos entre la ribera y la montaña. Autillos, alcaudones, cornejas y milanos reales en las praderas y zonas de montaña.